Queremos saludar a todos los socios, a los Psiquiatras Infanto Juveniles de la Red, y a los demás profesionales que trabajan en el campo de la Salud Mental Infanto Juvenil. El 18 de diciembre 2019 en una concurrida asamblea se han renovado las autoridades en AAPI intentando combinar la experiencia y dedicación de algunos profesionales con la fuerza innovadora de otros más jóvenes. 

Una vez más AAPI reitera su compromiso con la prevención y asistencia en Salud Mental de la infancia y juventud como parte de la Salud Pública Integral, con el compromiso de acompañar y apoyar a los profesionales de la especialidad en su derecho a trabajar dignamente en interdisciplina respetando las incumbencias propias de cada una de las mismas.

La situación que atraviesa nuestro país en materia de Salud es crítica. Esto es mucho más grave a la hora de hablar del grupo etario que nos compete, con un enorme porcentaje de niños pobres, con devastadoras situaciones de violencia y adicciones. Vemos a diario que los problemas sociales inundan los servicios y sabemos que la perspectiva del trabajo en Red y Comunitario es imprescindible. 

Pero esto no alcanza para entender la enfermedad mental que no es siempre un «producto social», ni discrimina por clases sociales y que en la mayoría de los casos tiene comienzo en la infancia o adolescencia y necesita del profesional especializado y del recurso hospitalario adecuado para su correcta asistencia y recuperación. Las miradas reduccionistas no expresan otra cosa más que ignorancia ante situaciones de tal complejidad.

Apoyamos el hospital público general y el de especialidad y estamos abiertos al diálogo con las autoridades para analizar problemas, elaborar planes, normativas, marcos de trabajo y hacer los aportes necesarios dentro de nuestra especialidad.

Nos oponemos al cierre de cualquier instancia asistencial ya que todas son imprescindibles y las actuales no son suficientes para dar respuesta a la demanda que existe en la Argentina. La  oferta asistencial y preventiva con la que contamos, además de ser insuficiente, está excesivamente centralizada. 

Nos comprometemos a seguir trabajando con el más riguroso nivel científico y ético en favor del bienestar de nuestra infancia y de la dignidad del trabajo profesional. 

Por último queremos desear a todos nuestros colegas muy felices fiestas y un año 2020 lleno de logros y realizaciones personales y colectivas.

Dr. Pedro Kestelman
Presidente